Cruz: Cámara de Representantes aprueba proyecto para atender Puente Aéreo

HARRISBURG, Junio 7 – La Cámara de Representantes aprobó hoy el Proyecto de Ley 119, que busca regular las casas de recuperación que reciben a usuarios de drogas provenientes de Puerto Rico y que se convierten en víctimas del puente aéreo.

La legislación fue aprobada con una enmienda sometida por el representante estatal Ángel Cruz, D-Fila. La enmienda prohibe que los dueños o administradores de las casas de recuperación obliguen a los residentes entregar los beneficios que reciben a través de los programas de asistencia del estado. Asimismo, requiere que las instituciones que no cumplan con las regulaciones locales, estatales o federales sean referidas a las autoridades correspondientes para iniciar una investigación.

“Mi enmienda asegura que se atienda de manera más específica la situación del Puente Aéreo”, dijo Cruz. “Familias envían a sus seres queridos a Filadelfia para que reciban tratamiento, pero ese tratamiento no está disponible. En cambio, son prisioneros de casas de recuperación que no están reguladas y que les quitan el dinero, la asistencia nutricional y otras ayudas del gobierno como paga por su estadía. Este es un paso importante, pero aún queda mucho por hacer”, añadió.

El puente aéreo es una campaña que promete tratamiento efectivo a usuarios de drogas de Puerto Rico en casas de recuperación en Filadelfia. Sin embargo, una vez las personas llegan, son llevadas a instalaciones que no están reguladas y son obligadas a entregar los beneficios que les otorga el estado.  

En abril pasado, Cruz presidió una audiencia pública en la alcaldía de Filadelfia para discutir la situación y encontrar una solución al problema.

Cruz elogió las enmiendas presentadas por los representantes Jason Dawkins, D-Fila., y Tina Davis, D-Bucks.

“Agradezco a mis colegas, particularmente a los Representantes Dawkins y Davis por sus enmiendas a este Proyecto”, dijo Cruz. “Ambas procuran que las casas de recuperación estén reguladas estrictamente y que cumplan con mandatos federales, estatales y locales. Sin duda, este proyecto es un paso para atacar la epidemia de opioides y asegurar que no se aprovechen de los seres humanos más vulnerables”.

El proyecto será enviado al Senado para su consideración.