Aprobado proyecto sobre 'stop-and-go' en la Cámara de Representantes

HARRISBURG, Junio 27 – El representante estatal Jordan Harris, D-Fila., se expresó complacido con la aprobación de un proyecto de su autoría que atiende la situación actual de los establecimientos que alteran el orden público y deterioran la calidad de vida de las comunidades, conocidos como ‘stop-and-go’.

“La proliferación de los stop-and-go a través de comunidades históricamente desventajadas exacerba la violencia y los estereotipos negativos de las personas y las comunidades. Las mismas comunidades donde familias de la clase trabajadora luchan por proveer a sus hijos y seres queridos una mejor calidad de vida”, dijo Harris. “Era necesario que la legislatura actuara en favor de esta población y con la aprobación de este proyecto así se ha hecho”.

El Proyecto de la Cámara 1547  fue presentado por los representantes Jordan Harris y Donna Bullock, ambos D-Fila.; y la representante Joanna McClinton, D-Fila/Delaware. La legislación permitiría a la Junta Reguladora de Alcohol (LCB, por sus siglas en inglés) designar áreas saturadas de establecimientos que alteran el orden público, imponer penalidades, multas e incluso revocar licencias.  

“Estos establecimientos tienen un efecto negativo inmediato en las comunidades en las que operan. A diferencia de negocios responsables, que proveen empleo y entretenimiento a sus comunidades operando de acuerdo a la ley, los stop-and-gos deterioran las comunidades, ponen en peligro a los residentes y evaden las leyes creadas para proteger a la gente. Esta legislación pretende que los comerciantes cambien sus prácticas negligentes o sino se vayan de la ciudad”, indicó Harris.

Además de violaciones a otras secciones del Código de Alcohol, las violaciones en áreas designadas como saturadas enfrentarán también las siguientes multas y/o suspensiones:

  • Primera ofensa – multa no menor de $250, ni mayor de $1,000.

  • Segunda ofensa – multa no menor de $2,000, ni mayor de $5,000 y suspensión de operaciones por al menos 7 días.

  • Tercera o susbsiguiente ofensa – multa no menor de $5,000, ni mayor de $10,000 y revocación de licencia.

“Quiero agradecer a las co-autoras de esta medida, las representantes Donna Bullock y Joanna McClinton y al resto de mis colegas en la Cámara por dar un importante paso para atender este asunto de seguridad pública. Es nuestra responsabilidad proveer a la gente comunidades más seguras”, añadió.

“Es importante señalar que aunque este proyecto recibió amplio apoyo durante esta sesión legislativa, muchos miembros de la asamblea –pasados y presentes- han estado trabajando por décadas para combatir este problema”, concluyó.

La medida pasa ahora al Senado para su consideración.